Té Aromatizado
Como el mismo té, el proceso de aromatización también es originario de China. Los chinos beben desde hace unos 800 años té de jazmín o de rosas y anteriormente añadían unas especias a su té. En Europa, sin embargo, el té aromatizado solo ha sido bien visto en sociedad gracias al té Earl Grey.
Este sabor se implantó en la nobleza inglesa y a partir de ahí conquistó toda Europa.
Alrededor de 1830 el 2º Earl Grey trajo de su viaje diplomático a china el siguiente conocimiento: Para modificar el sabor del té se puede salpicar la hoja con aceite esencial de toronja, que se consigue de la cáscara de ese cítrico.
No es por lo tanto extraño que con el paso del tiempo, se han ido desarrollando cada vez más tipos de sabores. Hoy en día el consumidor puede recurrir a aproximadamente 120 distintos tipos de té, tanto negros como verdes.