Aroma
  La palabra aroma proviene del griego y significa originalmente especia. Un aroma se compone de muchos aromatizantes individuales. Estos aromatizantes son los que hacen que un alimento tenga un olor y sabor. Los aromatizantes existen de forma natural o son añadidos.

Se distingue entre:

- aromatizantes naturales
- aromatizantes idénticos a los naturales
- aromatizantes artificiales

Los aromatizantes naturales son extraídos de materias primas naturales, botánicas o animales.. Para su extracción únicamente deben ser utilizados procedimientos físicos, enzimáticos o microbiológicos, p.e. calentamiento, prensado, desmenuzado, molido, mezcla, filtrado, destilación, fermentación.
Los aromatizantes idénticos a los naturales son creados mediante síntesis química. Una vez el proceso de fabricación terminado, estos materiales deben químicamente idénticos a un material que en su material de partida existe de manera natural en origen botánico o animal. Las materias primas para ello deben ser de origen natural.

Los aromatizantes artificiales son producidos exclusivamente por síntesis química y su existencia en la natura no puede ser demostrada. No son utilizadas para aromatizar té.

Los aromatizantes idénticos a los naturales son pues creados en laboratorio, corresponden sin embargo exactamente a la estructura química de materiales existentes en la naturaleza. Pueden contener tanto aromatizantes idénticos a los naturales como aromatizantes naturales.

Debido a esta realidad el legislador coloca estos dos grupos a un mismo nivel y los reúne bajo la denominación aroma. A pesar de la igualdad los aromatizantes idénticos a los naturales tienen muchas ventajas.

- son más estables
- retienen el sabor y olor durante un tiempo prolongado e incluso bajo los efectos del calor
- son más económicos y calculables